Codelco se verá obligado a negociar con SQM o Martín Borda para explotar litio en Maricunga

Pese a que ambas quedaron fuera del concurso para ser socio de la estatal, deberían llegar a acuerdo para utilizar pertenencias.

Pese a que tanto SQM como Minera Salar Blanco, firma ligada al empresario Martín Borda y otros socios internacionales, quedaron fuera del proceso de búsqueda de socio que lleva adelante Codelco para ingresar al negocio del litio, la estatal deberá entablar negociaciones con una de ellas o, incluso, con ambas.

Esto, porque estas compañías tienen pertenencias que pueden ser claves para que la estatal logre estructurar un proyecto atractivo en el Salar de Maricunga, el segundo más importante del país, ubicado en la región de Atacama.

Pese a que tanto SQM como Minera Salar Blanco, firma ligada al empresario Martín Borda y otros socios internacionales, quedaron fuera del proceso de búsqueda de socio que lleva adelante Codelco para ingresar al negocio del litio, la estatal deberá entablar negociaciones con una de ellas o, incluso, con ambas.

Esto, porque estas compañías tienen pertenencias que pueden ser claves para que la estatal logre estructurar un proyecto atractivo en el Salar de Maricunga, el segundo más importante del país, ubicado en la región de Atacama.

Codelco tiene el 18% del salar (2.682 hectáreas, has), pero presenta problemas con la baja calidad de sus propiedades, ya que 35% de estas se ubican dentro del Parque Nacional Nevado Tres Cruces, lo que prácticamente elimina la posibilidad de instalar algún proyecto en el sector.

Del mismo modo, la principal descarga de agua dulce del salar se encuentra en la zona norte del mismo, a través del caudal del río Lama, lo que produce que las concentraciones de litio que existen en el lado sur -donde está Codelco- sean menores.

Por contrapartida, Salar Blanco posee 2.574 has y SQM con 2.252 has, concentrando aproximadamente el 90% del núcleo más atractivo de Maricunga, el que garantiza una rentabilidad atractiva para un proyecto que debería costar del orden de US$ 400 millones.

En este escenario, fuentes conocedoras del proceso explican que Codelco se verá obligado a negociar con alguno de estos grandes propietarios. Especialmente con la minera de Julio Ponce Lerou, dado que es su vecina en el salar.

Consultada la compañía, señaló “tener una presencia relevante en la propiedad minera del salar”, a lo que agregaron que “la consolidación con otras pertenencias mineras es deseable, pero no es crítica para el éxito de nuestro proyecto”.

Sin embargo en la industria no hay dos lecturas. No solo por la calidad de las pertenencias, sino porque será necesario alcanzar acuerdos económicos -como compra de pertenencias o pago de regalías por el uso de ellas- para evitar la judicialización de la iniciativa que desarrolle junto a un socio, esto debido a que los otros 40 actores del salar podría denunciar aprovechamiento, dado que la extracción de salmuera en la zona de Codelco puede afectar las pertenencias del resto.

Condiciones para el socio

Hacia fines de año, Codelco debería anunciar quién será el elegido para desarrollarse en el litio, proceso que comenzó el año pasado y que en una primera etapa concertó el interés de más de 10 empresas.

El concurso no ha estado exento de críticas, en especial por las condiciones con las que debían cumplir los futuros adjudicatarios.

Fuentes conocedores del proceso indican que para entrar en la segunda etapa, se les puso como condición a las empresas firmar un contrato de confidencialidad en el que se imponían condiciones restrictivas para el desarrollo del negocio, entre ellas, la imposibilidad de llevar a un litigio por cualquier diferendo con Codelco.

Pero la cláusula más compleja tiene que ver con que la ganadora que ingresará a la filial, deberá tener o garantizar la adquisición de al menos 2.000 hectáreas en Maricunga. Esto vuelve a poner en el foco a SQM y Salar Blanco, ya que hace sentido que el ganador negocie con alguna de ellas. Existen además reparos con la cuota que la estatal obtuvo a través de la Comisión Chilena de Energía Nuclear (CChEN), la que autorizó a la estatal a procesar y vender litio en Maricunga por 325 mil toneladas, pero sin contar con estudios técnicos, ni una Resolución de Calificación Ambiental.

Albemarle con ventaja

Con todas estas condiciones, en el mercado estiman que el competidor más fuerte que sigue en carrera es Albemarle, una de las dos empresas que explota el Salar de Atacama, dado a que es de las pocas que podría cumplir con las condiciones que exige la estatal.

A través de esta empresa, se podría dar la negociación necesaria para conseguir las pertenencias y desarrollar un proyecto atractivo para la cuprífera.

Fuente: Diario Financiero.

About the author  ⁄ wpuser

Indicadores Económicos

Jueves 19 de Octubre de 2017
  • Dólar: $625,03
  • Imacec: 2,40%
  • TPM: 2,50%
  • Libra de Cobre: 3,17