Entrevista con el presidente de la AIA, Marko Razmilic

La Asociación de Industriales de Antofagasta, AIA, nace el 4 de octubre de 1944, y sus principios éticos son la integridad coherencia, lealtad, transparencia, flexibilidad y apertura. Con la visión de ser el gremio empresarial líder en el desarrollo sustentable, la AIA ha establecido un programa en un tema de relevancia: la RSE.

Sobre esto, y otros puntos, conversa con G&M en este mes de la minería, el presidente de la AIA, Marko Razmilic.

 ¿En qué consiste el programa de Responsabilidad Social Empresarial de la AIA?

El Programa de Responsabilidad Social Empresarial de la Asociación de Industriales de Antofagasta, (AIA), nace el año 2000, y, en 2011, enfoca su atención en fortalecer el capital humano de la región, desde la infancia, mediante la capacitación a agentes de establecimientos preescolares, dependientes de JUNJI, Fundación Integra y los municipios. De esta forma, se propone posicionar a Antofagasta como líder en enseñanza de calidad, desde los primeros años de vida.

Pensamos que, tal como plantean algunos expertos, como James Heckman, premio Nobel de Economía del año 2000, “la educación preescolar es una inversión eficiente y eficaz para el desarrollo económico y la fuerza laboral, por lo que cuanto antes la inversión, mayor será el retorno de la misma”.

Este año, por ejemplo, el curso que llevamos adelante, junto a un grupo de relatoras del Centro Educativo de Autorregulación del Aprendizaje Mediado, (CEAME), contempla la utilización del juego como una metodología de aprendizaje. El Programa se compone de 6 módulos y capacitará a 180 agentes de la educación inicial de las mencionadas instituciones, de las comunas de Taltal, Sierra Gorda, Tocopilla, María Elena, Calama, San Pedro de Atacama y Antofagasta.

Lo anterior, no sería posible sin el apoyo de las empresas que se comprometieron con el PRSE 2017, tales como Finning, Mutual, Altonorte, Guiñez, Codelco, SQM, AMSA, Grupo Gómez, Albemarle (ex Rockwood), Aguas Antofagasta, Enel, Spence, Minera Escondida, Yamana e Inacal

Finalmente, es importante mencionar que el Programa de Responsabilidad Social Empresarial de la AIA ha capacitado, desde el año 2000, a la fecha a más de 7 mil personas, desarrollando 270 cursos de perfeccionamiento.

¿Cómo considera que el mundo empresarial, en general, aborda los temas de RS en Chile? ¿Nos falta avanzar en el tema?

Hay que reconocer que, en los últimos 10 años, se ha avanzado mucho en el tema de responsabilidad social en Chile. Existen importantes grupos de empresas que tienen incorporado el concepto, sin embargo, es una tarea que se encuentra en sus etapas iniciales de desarrollo. Los desafíos en esta materia son muy grandes y tenemos evidencia que nos demuestra que es así. No solo muchas empresas no tienen incorporado a la responsabilidad social como parte del negocio, si no que, claramente, hay algunas compañías que practican formas reñidas con la ley de hacer negocios y esas son demostraciones concretas de que el camino por recorrer en esta materia es amplio. Adicionalmente, se trata de avanzar hacia el concepto de valor compartido, donde la responsabilidad social empresarial deja de ser un volumen residual de recursos que se aplica en determinadas necesidades sociales, si no que, incorpora el compromiso con las comunidades como una parte del negocio, favoreciendo, de manera bidireccional, tanto a la empresa como a los grupos sociales involucrados. Creo que es uno de los grandes desafíos estratégicos del mundo empresarial para fortalecer su sustentabilidad, en el largo plazo.

¿Y, particularmente, el mundo de la minería?

El sector minero ha sido uno de los pioneros en la incorporación y práctica de los conceptos de responsabilidad social en su gestión. Claramente, las empresas líderes en esto lo hicieron a comienzos de  la década de los 90 y se ha ido fortaleciendo con el tiempo, incluso, muchos de ellos ya hablan y tienen incorporado el concepto de valor compartido. No obstante, aun cuando la RSE está incorporada en la gestión empresarial, diría que la tarea no está terminada, si no que es una nueva visión del negocio que necesita ser muy profundizada; el diálogo y construcción de legitimidad con las comunidades, donde operan las compañías es un desafío no resuelto a cabalidad. Por lo tanto, insisto en que es un desafío, muy lejos de ser una carga o un costo. Es la verdadera construcción de alianzas estratégicas para la viabilización del negocio y su sustentabilidad en el largo plazo. Esto pasa por fortalecer las estrategias corporativas con esta dimensión y, al mismo tiempo, con el fortalecimiento de la capacidad de gestión de los ejecutivos responsables, de estas estrategias, con estos conceptos absolutamente imbricados con los de competitividad, eficiencia y sustentabilidad del negocio.

¿Cree que las compañías mineras tienen real conciencia en temas de seguridad?

Absolutamente, el sector minero es líder en este aspecto en Chile. De hecho, presenta los mejores índices en temas de seguridad laboral y ya, desde hace muchos años, lo tienen absolutamente priorizado, no solo como política, si no como práctica permanente a lo largo de toda la línea de trabajadores y profesionales de la compañía. Lo que sucede, en el mundo minero, es que ocurren pocos accidentes, pero los que suceden son muy graves. La minería tiene total y absoluta conciencia de esa realidad y, por lo mismo, lo tiene incorporado como una condición, como una exigencia clave para la gestión del negocio.

 ¿Cómo ve el futuro de la minería en lo que queda del año?

Lo veo con optimismo, particularmente, desde la óptica de la Región de Antofagasta: con proyectos importantes, en desarrollo, como Chuquicamata subterránea y la planta desaladora, en Tocopilla, que se desarrollaría a fines de año, además de la reciente aprobación ambiental del proyecto “Spence” que esperemos, finalmente, sea decidida la ejecución de la obra, así como el proyecto de desarrollo de Minera Centinela, una iniciativa muy importante. Por otro lado, tengo una apreciación positiva al tema del litio, debido a cómo se ha venido fortaleciendo el tema en Chile, en el reconocimiento de la importancia que tiene la producción del mineral y, además, el desafío de la agregación del valor en torno al mismo. En paralelo, valoro el compromiso de las empresas con el desarrollo científico- tecnológico, todo eso me hace ser optimista.

Respecto al mes de la minería ¿Qué actividades tiene consideradas la AIA?

Dentro de las actividades del Mes de la Minería de la AIA, cuyo foco es fortalecer el capital humano de la Región de Antofagasta para la sustentabilidad, contemplamos el Seminario Nacional de Educación Inicial, sin costo, denominado “El Juego como Metodología de Aprendizaje”. En la cita, agendada para el 17 de agosto, expondrán Sonia Fuentes, post doctora en Autorregulación de Aprendizaje, y Mónica Manhey, doctora en educación y académica de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Chile.

De igual modo, se desarrollará la actividad, también, sin costo, “Jugando a ser Minero y Minera”, el 19 del mes, en la plaza Bicentenario de Antofagasta, y el 26, en el parque El Loa de Calama. La idea es acercar, concientizar y enseñar, a los niños y niñas, sobre la principal actividad económica de la zona, mediante instancias lúdicas. En la oportunidad, empresas socias de la AIA renovarán, además, su compromiso de apadrinar a jardínes infantiles de la región, dependientes de JUNJI, Integra y los municipios.

Igualmente, contemplamos, el jueves 24 de agosto, a las 20 horas, en el Centro de Convenciones del Hotel del Desierto de Enjoy, Antofagasta, la ya tradicional Cena de Negocio Mineros 2017 de la AIA, cuyo objetivo es que los proveedores dialoguen con compañías de la industria, de manera de fortalecer y/o generar nuevos encadenamientos productivos. En la ocasión, se destacarán, también, a las empresas que hayan contribuido al desarrollo de la región y la industria, en materias como medioambiente, seguridad, higiene, entre otras. Los galardones son “Benjamín Teplizky” y “Gestión AIA”. Asimismo, se entregará el “Visita Técnica Exponor 2017”.

En este mes especial para los mineros de Chile ¿Qué mensaje transmitiría a quienes se desempeñan en el rubro?

Pese a lo que ha ocurrido en los últimos años, con la caída en el precio del cobre y el desafío que se ha enfrentado, el ajuste importante que se ha debido implementar para reducir costos y fortalecer las propuestas innovadoras en el trabajo de las compañías, el mensaje para todos los trabajadores, profesionales y ejecutivos es de reconocimiento por su desempeño en un sector estratégico para el presente y el futuro del país. Ya lo señalé, la cartera de proyectos en materia minera es significativa, la que está muy ligada con una segunda,  conformada por iniciativas de energía. Por lo mismo, no solo recae una responsabilidad y orgullo por el presente, si no, también, un desafío inspirador, trascendente, para el aporte del sector al desarrollo sustentable de Chile, sus regiones y zonas productoras.

 

 

About the author  ⁄ wpuser

Indicadores Económicos

Martes 22 de Agosto de 2017
  • Dólar: $646,57
  • Dólar: $646,57
  • Imacec: 1,40%
  • Imacec: 1,40%
  • TPM: 2,50%
  • TPM: 2,50%
  • Libra de Cobre: 2,93
  • Libra de Cobre: 2,93